Los 3 mitos del marisco ¿Qué es verdad que es mentira? Pt.1

Es momento de desenmascarar algunos mitos que genera los mariscos, para ello tuvimos que consultar a un nutrirlo, continúa leyendo para conocer más a detalle si un cóctel de camarón es malo para mi dieta, si es un afrodisíaco o si contiene altos niveles de colesterol.

Los tres mitos del marisco Pt.1

El marisco engorda: mentira

No es que el marisco engorde, es que perfectamente puedes incluir el marisco en una dieta para adelgazar. Su aporte calórico es muy bajo, prácticamente nulo, y es considerado un alimento saciante así que comeremos menos. Nos aporta pocas grasas saturadas -de las que se acumulan en el cuerpo- y muchas grasas insaturadas -necesarias para que el cuerpo funcione-, por lo que puedes consumirlo sin problemas, eso sí, siempre de forma moderada.

Resultado de imagen para camaron png

El marisco te dispara el colesterol: mentira

Es cierto que el marisco contiene colesterol, pero no lo aumenta. De hecho, es rico en ácidos grasos omega 3, que reduce los triglicéridos y nos aumenta el colesterol bueno. Estos ácidos grasos poliinsaturados compensan el contenido de un colesterol difícil de absorber por nuestro intestino. Hay mariscos que tienen más colesterol que otros, pero si lo consumes con moderación no tienes por qué preocuparte.

Resultado de imagen para salmon png

El marisco es afrodisíaco: realidad

Estamos ante uno de los alimentos más afrodisíacos que existen. Las ostras, las almejas, el mejillón o los camarones destacan entre los mariscos más afrodisíacos por culpa de su alto contenido en proteínas. No tardan en pasar a la sangre, ayudando al funcionamiento hormonal. El zinc también contribuye a crear testosterona y estrógenos; y el ciclopentano perhidrofenantreno se encuentra en la estructura básicas de las hormonas sexuales masculinas y femeninas.

Imagen relacionada

El próximo martes 19 de febrero continuaremos con la parte dos de este artículo.